El bolivarense Manuel Fernández, nuevo técnico de Defensa y Justicia

Deportes 23 de junio de 2018 Por
El "halcón" de Florencio Varela volvió esta semana a los entrenamientos, con vistas a las copas que deberá jugar (Argentina y Sudamericana) y a la próxima Superliga. Ante la salida de Vojvoda, quien tomó el mando del primer equipo fue Manuel Fernández, que hasta mayo comandaba la Reserva. La web oficial de Defensa y Justicia (www.defensayjusticia.org.ar) dialogó con él para conocer sus primeras impresiones respecto a este nuevo desafío.
tripodi

Manuel, una vez más colaborando con el Primer equipo aún sin DT, te han solicitado que te hagas cargo del plantel y quien sabe, hasta por ahí el interinato se confirme con vos como DT. ¿Cómo lo ves vos?

Lo veo como lo detallás. Soy empleado del club, tengo contrato con la institución desde hace un año. Un club que me abrió las puertas, me dio todas las posibilidades para que yo pueda desarrollarme, me dejó armar este cuerpo técnico que me acompaña, entonces hoy decidieron que este cuerpo técnico se haga cargo en del plantel profesional e iremos viendo.

Mantenés tu cuerpo técnico, solo se suma el entrenador de arqueros (Gambandé) que sigue del cuerpo técnico de Juan Pablo, y el preparador físico Leandro Bugliani que también es empleado estable del club ¿Cómo inician esta pretemporada sabiendo que en 28 días está el partido de la Copa?

Estar en este momento en esta función y con estas responsabilidades implica hacerlo a través de lo que uno piensa, de sus ideas y de su metodología de trabajo. Tratando de que el equipo se parezca lo más posible a lo que uno piensa.

La Reserva que vos dirigías tenía un juego similar a la Primera. ¿Con qué te encontrás y que crees que puede estar faltando?
Eso no es un detalle menor. El hecho de estar hace 1 año en el club tratando de interpretar la idea del club, te acerca. Ves que los jugadores responden porque entienden qué es lo que uno va exigiendo, ya que conocen esa filosofía. Ya la vivenciaron, la tienen en la cabeza, es más fácil de convencerlos más allá de que cada uno tiene su impronta y va agregándole cosas, pero los jugadores están receptivos.

De lo que tenes, ¿qué te gustaría reforzar, ¿qué sentís que está faltando?
Uno si repasa los nombres que ya no están, encuentra que la mayoría corresponde a jugadores del medio campo. La idea de Cubas, que fue fundamental, la de Pochettino que si bien le costó porque venía de una lesión, terminó jugando todos los partidos, la ida de Elizari, Cristaldo, aparte del Cuqui Márquez. El medio es donde más jugadores se han ido y donde debemos reforzar.

Arrancas con una defensa consolidada, armada...
Se fue solo Dylan Gissi, pero después el resto es la misma que venía compitiendo. Lo mismo pasa con la delantera, que salvo el Cuqui el resto quedaron todos. Quizás a diferencia de otros mercados donde Defensa ha sufrido más el éxodo de jugadores, hoy cuenta con una base más estable que se debe reforzar. Volvió Marcelo Benítez, un jugador de experiencia que puede jugar de muchas posiciones. Ha jugado de lateral, de volante externo, interno, de central. Es un jugador con mucha experiencia y hay que aprovecharla para darle más alternativas al equipo.

Ya estamos todos pensando en el partido del 18 ante el Nacional de Ecuador. Un equipo con historia. ¿Cómo lo ves?
Dentro de ponerme a disposición del club, y hacerlo con mi impronta, mi metodología, está la idea de enfrentar a un rival, entonces por supuesto que ya lo estamos viendo. Hemos visto sus últimos 4 partidos, ya hemos hecho las observaciones del rival para ir conociéndolo. Igualmente, más allá de lo que ellos hagan, considero que es más importante lo que hará Defensa, y en eso ya estamos trabajando. 
Nosotros, sin darles esa referencia de El Nacional clara a los jugadores para no generar un stress anticipado, ya vamos organizando tareas que serán similares a las que enfrentarán en ese partido, para que ese día tengan las herramientas para enfrentarlos.

Luego se jugaría por Copa Argentina y el 31 de julio la revancha. Son 15 días de calendario apretado, un desafío importante.
Son todos importantes, instancias como la Copa Argentina que es un partido, si perdés te volvés a tu casa, y en la Sudamericana son 2 partidos que tenés que conseguir el pase de ronda. Tenemos que llegar a este primer encuentro de Copa con el equipo en funcionamiento.

Hablando de Copa, vos tuviste una experiencia en Copa Argentina con un rival complicado como fue River. También fue de emergencia, agarraste el equipo post salida de Vivas. ¿Qué experiencia te dejó ese partido?

Las situaciones son distintas. En ese momento no había conformado mi cuerpo técnico, con la urgencia nos fuimos acomodando como pudimos. Uno de esas vivencias se va enriqueciendo. Hoy el contexto es diferente. Después de estar un año en la Reserva, de haber conformado mi cuerpo técnico, y habiendo trabajado con este cuerpo técnico en el club ya va aclarando las ideas, teniendo certezas sobre lo que quiere del equipo.

¿Cómo está conformado tu cuerpo técnico?

Está compuesto por Hernán Bonvicini como ayudante de campo, Jonathan Santos, Lucas Gonzalo como preparadores físicos, Juan Donadio y Ezequiel Scaziga que son analistas de video. Ezequiel ya venía trabajando con la primera. A ellos, como dijimos, se le suma Juan Gambandé (EA) y Leandro Bugliani (PF).

Ahora todo el mundo está con la locura del mundial, pero el 15 de julio termina el Mundial, y el 18 de julio vos jugás un partido importantísimo. ¿Cómo se hace para enfocar?
Para los entrenadores el mundial es la puesta en escena donde están los mejores jugadores y los mejores entrenadores para ver y analizar ideas. Es una gran oportunidad para ver los partidos, capacitarse. Por el horario no podemos ver mucho en vivo, pero los grabamos y a la noche los vemos, los analizamos. Buscamos esas cosas donde uno puede sentirse identificado, así sacar y pulir ideas para seguir creciendo.

Hoy se ven muchas selecciones jugando un estilo similar al de Defensa. ¿Se impone este nuevo estilo?
Yo creo que sí, la presión cada vez es más grande para los jugadores, considero que hay selecciones y equipos que tienen esa valentía de jugar de otra manera, sin miedo a perder, buscando protagonismo, jugar en el campo rival. Lo bueno es que al dar resultados, más gente se adhiere al estilo con más confianza.

Los entrenadores que pasaron por Defensa mantenían un estilo similar, algo que ustedes compartían desde la Reserva…
Lo de la Reserva mostró muchas cosas de lo que se viene viendo en los equipos de Primera. Muchos jugadores arrancaron en Reserva y luego pasaron a Primera, como Nico Fernández, Horacio Tijanovich. El objetivo de Reserva es que los jugadores crezcan y lleguen a Primera, pero también la Reserva juega un torneo donde hay que mostrar resultados.

Esa continuidad del juego entre la Primera y la Reserva es importante, debería mantenerse y tratar de profundizarlo con las categorías juveniles, que sea la marca de Defensa y Justicia.
Hoy me toca traer chicos de la Reserva para completar los entrenamientos con los profesionales y no hay que explicarles mucho, ya lo tienen incorporado, eso es mucho más fácil.

Por último, ¿cómo ves el mundial?
Lo veo parejo. Selecciones que se suponen que tienen menos jerarquía individual, a partir de trabajo, disciplina y una idea clara equiparan los partidos. Tienen mucho que ver con el perfil de entrenadores, jóvenes, con valentía que rompen los esquemas, convencen a los jugadores que pueden dar colectivamente más de lo que ellos esperan.

Te puede interesar